Perseguidos más que nunca

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

«Aumenta progresivamente la conciencia y las iniciativas de denuncias, pero la persecución anticristiana continúa difundiéndose, adoptando diferentes formas y encontrando nuevos culpables. Son casi 300 millones los cristianos que viven en tierras de persecución». Esto es lo que surge de la investigación hecha por la Fundación de derecho pontificio “Ayuda a la Iglesia que sufre” (Acn), titulada «Perseguidos más nunca. Enfoque sobre la persecución anticristiana entre el 2017 y el 2019», presentada el 24 de octubre, en Roma.

La denuncia en el informe de la Acn enfatiza la sistemática violencia que se realiza contra los cristianos: se destaca como han empeorado las condiciones en África, Asia meridional y Medio Oriente. Un cristiano de cada siete es perseguido por más de la mitad de la población del planeta. Participar en una misa, animar eventos y las actividades pastorales de una comunidad cristiana, exhibir símbolos religiosos o simplemente profesar la propia fe, se convierten en actos que pueden amenazar la propia libertad e incluso la vida en más de 20 países.

El Cristianismo, tiene hoy todavía, el triste record de ser la fe más perseguida en el mundo, incluso si crece la toma de consciencia del flagelo de la persecución, por parte de la comunidad internacional.