Oración a la Reina de los apóstoles

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Te doy gracias, Jesús misericordioso,
por habernos dado a María
como Madre y te doy gracias a ti, María,
por haber dado a la humanidad al Maestro divino,
Camino Verdad y Vida, y habernos aceptado a todos,
en el Calvario, como hijos tuyos.

Tu misión está unida a la de Jesús,
que “vino a buscar a quien estaba perdido.”
Por esto yo, agobiado por mis pecados, mis ofensas
y mis negligencias, acudo a ti, Madre, como esperanza suprema.
Vuelve a mì tus ojos misericordiosos;
tus cuidados maternales sean para este hijo enfermo.

Todo lo espero de ti:
perdón, conversión, santidad.
Forma entre tus hijos una nueva clase:
la de los más infelices, en los que abundó el pecado
donde habìa abundato la gracia.
Sserá la clase que más te conmoverá.
Recibeme entre ellos.

Realiza un gran milagro,
cambiando un gran pecador en apòstol.
Serà un motivo de gloria para ti, que eres Madre suya y mìa.
Todo lo espero de tu corazón, Madre,
Maestra y Reina de los apóstoles.

Amén.