Te bendigo, Jesús

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Te bendigo, Jesús
por haber concedido a san Pablo
un corazón rebosante de amor a Dios,
a la Iglesia y a todos los hombres,
salvados por su celo apostólico.

Y tú, san Pablo, amigo,
intercede para que yo viva la urgencia
y el compromiso del apostolado
de la comunicación social,
de la oración, del testimonio,
de las obras y de la palabra,
mereciendo así el premio
prometido a los auténticos apóstoles.

Oraciones de la Familia Paulina


Allegati