Las socials no son telarañas sino redes

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Del Like al Amén.

El Mensaje para la 53a Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales es un impacto que nos invita a dejar de lado la lógica del like y acoger la lógica de la verdad, porque establecer relación, no es una complacencia emotiva o ideal, sino la verdad de la persona.

«Somos miembros unos de otros» (Ef 4,25). De las comunidades en las redes sociales a la comunidad humana. Este es el título del Mensaje 2019. Papa Francisco, evidencia una vez más que la comunicación, también la digital, sirve para crear relaciones. En red, ¿cuándo escribimos o posteamos nuestros contenidos, sentimos verdaderamente la necesidad de entrar en relación con el otro? ¿O hacemos todo siempre y sólo para mostrarnos? El Papa lo dice claro: las redes sociales se han convertido en tantas vitrinas, donde cada uno exhibe su propio narcisismo.

Es necesario volver a releer el significado de la palabra “red”, porque es la web y las socials medias una verdadera y propia red. La red «funciona gracias a la co-participación de todos los elementos», la red es la expresión y causa de la comunión. Actualmente – dice el Papa – la social no arriesga a ser expresión de comunión, en vez de ser red que une, se ha convertido en telarañas que separan y atrapan.

Demasiados Yo hago, Yo soy, Yo me muestro, han contaminado el significado de la Red-Comunión. «Esta se define a partir de lo que divide, en lugar de lo que une, dejando espacio a la sospecha y a la explosión de todo tipo de prejuicios (étnico, sexual, religioso y otros). Esto alimenta un individualismo desenfrenado. Lo que debería ser una ventana sobre el mundo, se convierte así, en una vitrina en la cual exhibir el propio narcisismo». Es evidente que en el corazón de la mayor parte de los hombres, reina una tristeza y una insatisfacción que nos inducen a actuar y a comunicar mal y a menudo muy mal.

Absolutamente, como Iglesia, debemos preguntarnos: ¿cómo reencontrar la verdadera identidad comunitaria en consciencia, con la responsabilidad que tenemos los unos hacia los otros también en la red online? Decir la verdad, mostrar la verdad, buscar la verdad y dejar de mentir.

«Por lo tanto, dejaos de mentiras y hable cada uno con verdad a su prójimo, porque somos miembros uno de los otros» (Ef 4,25). San Pablo, exhorta a quitar la mentira de nuestros modos de comunicar y de asumir la costumbre de la verdad.

Los hermanos y hermanas de una parroquia, los presbíteros de una diócesis, los religiosos y las religiosas, en la social network deben acostumbrarse a esta lógica paulina: «no desmentir la recíproca relación de comunión ». Por lo tanto, en red, debemos manifestar la relación, el ser cuerpo unido sin exhibirnos.

El Mensaje concluye señalando lo positivo de la red, de la social network: en efecto, no son “demonios” de evitar (como hoy todavía desgraciadamente muchos lo consideran). Leamos con atención este párrafo: «Si la red se usa como prolongación o como espera de ese encuentro, entonces no se traiciona a sí misma y sigue siendo un recurso para la comunión. Si una familia usa la red para estar más conectada, para luego encontrarse en la mesa y mirarse a los ojos, entonces es un recurso. Si una comunidad eclesial coordina sus actividades a través de la red, para luego celebrar la Eucaristía juntos, entonces es un recurso. Si la red, es ocasión para acercarme a historias y experiencias de belleza o de sufrimiento, físicamente lejanas de mí, para rezar juntos y buscar juntos el bien en el redescubrimiento de lo que nos une, entonces es un recurso».

Es verdad: Facebook e Instagram funcionan con like y es también verdad que todo lo que posteamos lo hacemos para recibir like. Pero no podemos continuar a “usar” la red sólo con esta lógica (expresión de un anterior malestar), debemos comenzar y asumir otra lógica, otro para qué. Comencemos a postear contenidos y fotos que digan la verdad de nosotros mismos, sobre los otros y sobre el mundo. Contenidos y acciones que creen unión, acogida del otro, aunque si piense diversamente. Los social network nacieron para ponernos en relación: no olvidemos y no modifiquemos su “para qué”.

P. Alessandro Palermohttps://elementidipastoraledigitale.wordpress.com/


Allegati