ITALIA
Ejercicios espirituales de Familia Paulina: una experiencia carismática

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La casa de los Paulinos en Ariccia / Roma recibió a 46 particpantes entre Paulinos y Paulinas, quienes dieron inicio al itinerario de ejercicios espirituales realizados como cada año a nivel de Familia Paulina. El tema de este año es particularmente atrayente – significativo: La Alianza de Jesús Maestro con la Familia Paulina. Pacto o secreto del éxito. Una Alianza establecida por el Fundador con el Maestro y Señor un siglo atrás y que continúa teniendo un atractivo extraordinario. Como los grandes hombres de la historia bíblica (patriarcas, profetas y apóstoles), así el P. Alberione percibió su propia incapacidad para adherir plenamente a la gran tarea a la que fue llamado; sin embargo, tuvo el coraje de lanzarse en la que se reveló como una aventura divina. A sus primeros seguidores decía en un tono casi profético: «¡Miren en alto! ¡Están a los pies de una gran montaña, suban!».

Para Abraham, Dios se hizo garante y le prometió una gran descendencia, como sucedió para Padre Alberione. La alianza por él estipulada se convirtió en la alianza colectiva de toda la Familia Paulina. Hoy, como ayer, la historia de las maravillas obradas en la fe del Pacto, se palpan con la mano. Al término de la semana de experiencia y oración sobre la Alianza, cada uno regresó a su comunidad, llevándose consigo y testimoniando lo que vivió en comunión y recogimiento: la hospitalidad fraterna, la riqueza de los contenidos bíblicos y carismáticos entregados por el padre Agatino Gugliara , ssp, la rica liturgia diaria y el testimonio de una vida gozosa.

¡No teman!, Scìo cui credidi, et certus sum, Un pacto, Señor, contigo…, palabras y notas que han resonado durante los días de ejercicios espirituales y que abrieron oficialmente el Centenario del Pacto. Notas y palabras que se extenderán más allá del tiempo y del espacio y que la Familia Paulina quiere confiar a las nuevas generaciones, así como lo recibieron de aquellos que lo han vivido y encarnado en fidelidad al carisma paulino.