Clausura del Centenario de los Cooperadores Paulinos

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Roma, 30 de junio de 2018

A todas las hermanas

Queridas hermanas:

El primer Encuentro Internacional de los Cooperadores Paulinos, realizado con motivo del Centenario, en el marco romano y en los lugares de nuestros orígenes, ha sido una gran fiesta de las lenguas, de las culturas, de cantos y de entusiasmo Paulino… ¡Una animada asamblea con los colores del mundo!

Casi trescientos Cooperadores (pero muchos han tenido que renunciar a su participación porque no se les otorgó el visto de ingreso), procedentes de 25 naciones, han hecho viva y palpitante la intuición del Beato Santiago Alberione, que desde el año 1917, había soñado a los Cooperadores como «personas que entienden a la Familia Paulina y forman con ella una unión de espíritu y propósito» (CISP, p.338). El Fundador, nos deseaba de hecho – religiosos y laicos – como un solo cuerpo, lanzados hacia la evangelización de la “gran parroquia” que es el mundo.

A través de la narración emocionada de las diferentes experiencias, una vez más hemos sentido la belleza de ser Familia y la necesidad de abrirnos mayormente al don de la vocación laical. Hemos percibido nuestra responsabilidad en el hacer “resplandecer” el carisma paulino, para que la fuerza iluminante del Evangelio llegue a todas los ámbitos de la existencia.

Durante el Encuentro, en los grupos de trabajo por áreas lingüísticas, los Cooperadores han compartido sueños y prospectivas para el futuro. Han expresado el deseo de vivir con mayor entusiasmo y paulinidad la misión a ellos confiada; han solicitado de calificar su formación, también participando en momento formativos a nivel de FP; se han comprometido a difundir la Asociación sobre todo entre los jóvenes y a hacer más vivo e interactivo el sitio alberione.org/CP.

¿Qué podemos hacer, como Hijas de San Pablo, para que la vocación del laico paulino se desarrolle cada vez más? ¿Cómo transmitir a los laicos la pasión evangelizadora que latía en el corazón del Beato Santiago Alberione? Mientras escuchábamos las diversas experiencias, resonaban las palabras de Papa Francisco:

Tenemos necesidad de laicos bien formados y animados por una fe recta y clara… tenemos necesidad de laicos que arriesguen, que se ensucien las manos, que no tengan miedo de equivocarse, que sigan adelante. Tenemos necesidad de laicos con visión de futuro… tenemos necesidad de laicos con sabor de experiencia de la vida, que se atrevan a soñar (17 de junio de 2016).

En el contexto actual, el Maestro divino nos llama a caminar juntos, a valorizar los diversos carismas, respetando los dones de cada uno, para una acción apostólica conjunta, para hacer a todos «la caridad de la verdad».

El Espíritu Santo, que «hace nuevas todas las cosas», nos ayude a escribir juntos un nuevo capítulo, rico de esperanza, en la historia de la Familia Paulina, asumiendo los vastos horizontes y la herencia luminosa del Fundador:

Levanten los ojos, miren hacia lo alto, un gran árbol del cual no se ve la cima: esta es nuestra Casa que es verdaderamente un alberone, ustedes estan en las raíces… Oh, si ustedes comprendieran el tesoro que está en ustedes…» (26 de enero de 1919).

Los Cooperadores son también parte de este “tesoro” que nos hace mirar hacia lo alto, a las ramas de alberone que se pierden en el corazón de Dios.

Con afecto

sor Anna Maria Parenzan
Superiora general

Allegati