versione accessibile | mappa del sito | contatti
Torna all'Home Page
Mercoledì 23 Aprile 2014
 Intercapitolo (SPAGNOLO) » Primer Plano » Los proyectos continentales: verificación y relanzamiento 
Los proyectos continentales: verificación y relanzamiento   versione testuale







La jornada ha iniciado, como de costumbre, con el don de la Celebración eucarística que nos ha reunido alrededor de nuestro Señor y Maestro, Cristo Jesús. En la homilía el celebrante, padre Dario Viganò, profesor ordinario de comunicación y presidente del Instituto pastoral de la Pontificia Universidad Lateranense (Roma), y presidente de la Comisión Nacional Valutazione Film de la Conferencia Episcopal Italiana, nos ha invitado a tener muy presente que Dios sigue la lógica de la desproporción, por lo cual lo poco compartido, se transforma en pan para todos. Al entrar en esta óptica de Dios nos ha ayudado a mirar con sus ojos el camino recorrido juntas como continentes.
 
De hecho, nuestra condivisión se ha desplazado hoy desde el proyecto de circunscripción a la continental para verificar la realización de las líneas de acción programadas en los encuentros del 2010. Trabajar a nivel continental es una experiencia positiva ya que, aún respetando la unicidad de cada pueblo y cultura, hace emerger elementos comunes, alimenta el espíritu de cuerpo, hace más espontánea la búsqueda de caminos compartidos y multiplica las posibilidades de bien. En el intercambio entre nosotras nos hemos sentido verdaderamente en casa..
 
Al final de la jornada, la liturgista de turno nos ha propuesto expresar nuestra gratitud al Señor. Las hermanas han agradecido por el don de la Palabra y de la fraternidad, por la valentía de la delegación australiana a iniciar diez años atrás las revistas on-line, por los pequeños pasos de comunión y colaboración entre nosotras, por la situación actual de precariedad que nos ofrece la oportunidad de confiar mayormente en el Señor, por las hermanas ancianas y enfermas que ofrecen su sufrimiento por el crecimiento de la congregación y de la misión, por las jóvenes que aún Dios nos regala…
 
A los muchos gracias al Señor, sumamos otro tan vivo para Sor Lucía, que con incomparable atención, dedición y prontitud se encarga de la casa que nos hospeda, poniéndola al rango de un hotel de 7 estrellas.
 
Nuestros trabajos continúan hacia la elaboración de las relaciones continentales de síntesis y de orientación para el futuro.
 
Por hoy es todo: hasta la próxima cita.